lunes, 22 de marzo de 2010

Si la cuidas...te cuidas


18 comentarios:

  1. Pues si señor, es la magia de la vida

    ResponderEliminar
  2. YO NO LA CUIDÉ Y LA PERDÍ,LO SIENTO NENA

    ResponderEliminar
  3. Si cuidas, te cuidan, si te cuidan cuidas. Cada uno da lo que recibe...

    ResponderEliminar
  4. Gracias por este mensaje.. La salud y la vida lo más importante.

    ResponderEliminar
  5. y...cuidándonos, los cuidamos (a los demás) y la cuidamos ( a la naturaleza), así que hay que cuidarse para mantener la llamita de la vida ;)

    ResponderEliminar
  6. a ver si hacemos más caso.......

    ResponderEliminar
  7. según la cuidas, la tienes...

    ResponderEliminar
  8. Anoniman, es reconfortante saber que estás ahí, me da paz.
    Saludos desde otra montaña.

    ResponderEliminar
  9. Hola¡
    Permiteme presentarme soy tatiana administradora de un directorio de blogs y webs, visité tu página y está genial, me encantaría contar con tu blog en mi sitio web y así mis visitas puedan visitarlo tambien.
    Si estas de acuerdo no dudes en escribirme tajuanchita@gmail.com
    Exitos con tu página.
    Un beso
    tatiana.

    ResponderEliminar
  10. Hay veces que eliges las freses tan bien...
    Menuda puntería!!

    Saludos!
    Darka.

    ResponderEliminar
  11. Había una vez un niño que era muy feliz, , aunque no tenía muchos juguetes ni dinero. Él decía que lo que le hacía feliz era hacer cosas por los demás, y que eso le daba una sensación genial en su interior. Pero realmente nadie le creía, y pensaban que no andaba muy bien de la cabeza. Dedicaba todo el día a ayudar a los demás, a dar limosna y ayuda a los más pobres, a cuidar de los animales, y raras veces hacía nada para sí mismo.
    Un día conoció a un famoso médico al que extrañó tanto su caso, que decidió investigarlo, y con un complejo sistema de cámaras y tubos, pudo grabar lo que ocurría en su interior. Lo que descubrieron fue sorprendente: cada vez que hacía algo bueno, un millar de angelitos diminutos aparecían para hacerle cosquillas justo en el corazón.
    Aquello explicó la felicidad del niño, pero el médico siguió estudiando hasta descubrir que todos tenemos ese millar de angelitos en nuestro interior. La pena es que como hacemos tan pocas cosas buenas, andan todos aburridos haciendo el vago.
    Y así se descubrió en qué consiste la felicidad, y gracias a ese niño todos sabemos qué hay que hacer para llegar a sentir cosquillitas en el corazón

    ResponderEliminar
  12. Anoniman....Eres un genio chico!!enhorabuena desde Tacoronte...sigue así!Un saludo!

    ResponderEliminar
  13. Hola

    Un idea genial ANONIMAN la de escribir frases positivas para animar a la gente!!! Enhorabuena por tu trabajo!

    Nosotros tenemos un blog en el escribimos buenas noticias. Y hemos pensado en escribir sobre lo que estas haciendo, si no te importa claro.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  14. Tu si que sabes chaval!!!
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  15. El que siembra , cosecha .

    ResponderEliminar
  16. no la cuide y la perdí. y me lamento mucho.

    ResponderEliminar

Cualquier comentario que no sea publicitario será publicado, gracias por compartir tu sentir