sábado, 11 de abril de 2009

no hay nadie...


4 comentarios:

  1. Comento en esta porque este mensaje lo vi con mis propios ojos.
    Recuerdo que venía de Madrid, y era el primer día que cogía mi viejo coche para ir a coger olas al puerto, y ya estaba pensando en qué pondría en el cartelito de la autopista... Cuando lo vi sonreí e inmediatamente le envíe un mensaje a mi novia que estaba aún en Madrid.
    Siempre me causó gran curiosidad quien viviría ahí, quien se encargaría de escribir esos mensajes. Quien en Tenerife podría dedicarse a algo como esto. También recuerdo un día, de verano, a la vuelta de El Rincón con mi novia y un amigo, en el que intentamos llegar de alguna manera lo más cerca posible a tu hogar. Lo que pasó fue que entre esas estrechas callejuelas rompí un faro trasero del coche, pero no importaba, ya me lo arreglaría Javi cuando llegase a Tacoronte jaja. Esta tarde he visto el vídeo de la entrevista en un blog de periodismo ciudadano y me entró una ilusión tremebunda. Volver a Tenerife, a la playita, y de vuelta a casa siempre ver ese mensaje compañero efímero pero eterno del camino. Saludos, y otro saludo a Tantancio

    ResponderEliminar
  2. GRACIAS POR TU ESFUERZO PARA HACERNOS FELICE

    ResponderEliminar
  3. Quiero darte las gracias por seguir regalando sonrisas...una vez de repente fui a dar con aquella persona que escribía unos curiosos mensajes y armada de atrevimiento te encontré y te di las gracias.
    Sigue así.

    ResponderEliminar
  4. =)
    ... aplicate el cuento!!!
    Gracias por seguir sorprendiendo!!

    ResponderEliminar

Cualquier comentario que no sea publicitario será publicado, gracias por compartir tu sentir